Richard Strauss

15 marzo 2010 at 20:22 (Romanticismo) ()

Poema Tonal para Orquesta “Así Habló Zarathustra”, Op. 30

Richard Strauss es uno de muchos compositores que vivieron el periodo romántico tardío y que a principios del siglo XX se movieron a distintas corrientes gracias a los enormes avances musicales de Richard Wagner y y Arthur Shopenhauer. Antes de que Strauss tuviera contacto con la música y tratados de dichos compositores, su música era mas parecida a lo hecho por Schumann o Mendelssohn, hasta que en algún punto de su vida conoce a Alexander Ritter quien lo lleva a esa música y lo invita a cambiar su “dirección artística”.

De esa nueva dirección nacieron sus poemas tonales, en 1896 escribió este. Un poema tonal o poema sinfónico es una forma musical orquestal cuya temática gira alrededor de una obra de arte ya sea de la literatura, pintura u otra disciplina artística, el asunto es que el compositor se inspira y trata de plasmar el mismo placer estético de la obra pero de manera musical. Para esta obra se basó en la aclamada obra de Nietzsche del mismo nombre, cada sección lleva el nombre de algún tema principal del ensayo y se supone que tenemos que imaginar al personaje principal en su “debate” tal y como sucede en el libro.

La obra, como dijimos, está dividida en nueve secciones con los nombres de algunos capítulos importantes del libro, solo existen tres partes donde el silencio es evidente. El tema de la introducción es famosísimo por haber sido utilizado por Stanley Kubrick en su chingonsísima película 2001; una característica espectacular de esta obra es la obvia mezcla del romanticismo tardío y los distintos elementos de la música que poco a poco avanzaba a otros niveles usando recursos como temas sin resolución, disonancias, la participación de dos “personajes” principales: El Universo y la Humanidad, cada uno representado por acordes, cosa novedosa en aquel entonces.

La última sección, llamada “Canción del deambulante nocturno”, ha creado una serie de controversias en cuanto a su significado y sus mensajes escondidos, muchas personas dicen que la manera en que los acordes luchan y el que representa al universo “gana” al final significa que Strauss interpretó la lectura como “la humanidad es pasajera, el universo prevalece” sin embargo al final el acorde que representa al universo queda inconcluso, no le da resolución final, como diciendo que la “solución” expuesta por Nietzsche no llegaba a un final tampoco. Wow.

Permalink 2 comentarios