Erik Satie

3 mayo 2009 at 14:46 (impresionismo, piano) ()

1403453451_588ca960f3

Valse Ballet op. 62

Fantasie Valse

4 Ogives

premiere pense rose – croix

le fils des etoiles – preludes

sonneries de la rose – crois

quatre preludes

upsud ballet chretien en 3 actes

dances gothiques
Erik Satie (1866- 1925) era un señor francés bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen locochón, no solo fue músico / pianista, fue un pensador que formó parte de movimientos (nosesisellaman)filosóficos: dadaismo y el impresionismo, y su trabajo abrió camino para el minimalismo.

Como músico, su trabajo se le suele clasificar dentro del movimiento impresionista junto con Debussy, Ravel y Poulenc entre otros, algo muy bonito de sus obras es que tienen la capacidad de transportarte de donde estés hacia donde él tenía la intención de llevarte o algo así.

Erik Satie siempre tenía pleitos con los críticos de música de aquel entonces, muchos gueyes dicen que por eso ponía títulos tan locochones a sus trabajos; lo que si está bien perrísimo es que en sus partituras pone instrucciones bien mamonas como “para tocar 870 veces esta pieza es necesario estar en absoluto silencio y sin movimiento antes de tocarla por mucho tiempo” o “a quien sea que interprete este trabajo, no debe leer el texto aquí incluido en voz alta o causara mi mayor indignación” por decir algo. Solo se supo que tuvo un romance muy intenso con una modelo y pintora llamada Suzanne Valadon, nunca nunca NUNCA dejó que alguien entrara a su departamento de Arceuil en el que vivió los últimos 27 años de su vida, le cagaba la madre la gente que se vendía artísticamente y vivió en pobreza por muchísisisimo tiempo, nunca tuvo miedo de expresar su verdadera opinión y cuando consideraba que un guey se portaba como pendejo culero siempre lo expresaba y asumía las consecuencias.

Cuando murió encontraron en su departamento 12 trajes de terciopelo idénticos, 84 pañuelos idénticos, cien paraguas, composiciones que nunca habían salido a la luz pública (por lo que nunca se explica la razón de las instrucciones pachecas), un chingo de polvo y telarañas, las cartas que escribía para Valadon y para sí mismo, etc etc.

Una de esas cartas que escribió es esta:

The true musician (by Erik Satie)
He grows in wisdom…He is brilliant…He learns to do without
and is prepared to make great sacrifices…enormous sacrifices…
if I may say…His energy is tremendous…
In other words he is prepared for the struggle…and with honesty he shall fight it…

The performance of an Art demands complete self-denial…
…It was not meant as a joke what I just said…about sacrifices…
The Music makes heavy demands upon those who want to
devote themselves in it…This is what I have wanted you to call your attention to…

A true musician must subordinate himself his Art; …he must place himself above human suffering; …he must draw courage from within…and only from within.

Anuncios

Permalink 4 comentarios

Erik Satie

18 julio 2008 at 19:14 (impresionismo, piano) ()


Piano Works Vol. 1

Erik Satie fué un pianista/compositor Francés impresionista, partícipie de otras filosofías extrañas de su época, principalmente del dadaismo, el cual consistía en tomar como base filosófica la espontaneidad. Nunca se consideró a sí mismo como músico sino con un término bastante raro. Este es el primer volumen de una compilación de sus trabajos, incluye los magníficos “Gimnopedistas”

Permalink Dejar un comentario