Pyotr Ilyich Tchaikovsky

30 diciembre 2009 at 21:25 (Romanticismo) ()

Suite “El Cascanueces”, Op. 71 a.

No se por que carajos nos metieron a fuerza esta suite como “idea navideña” pero por estas épocas El Cascanueces aparece por todas partes, quizás porque en la escenografía del ballet suele haber nieve JA! sin embargo a mi me gusta mucho y para no romper la tradición la pondré por acá como el último post del año.

Primero hablemos de Tchaikovsky, era un músico y compositor ruso, nació en 1840 y murió en 1893, es uno de los máximos representantes del romanticismo de Rusia, aunque algunas obras de su catálogo tienen estructuras Nacionalistas como la épica Obertura de 1812. Su prolífica y compleja obra abarca prácticamente todas las formas musicales que existían en aquel entonces, teniendo una obra famosa en cada forma, incluso por aquí ya había publicado su concierto para piano y orquesta no. 1 que está precioso. Algo característico de los músicos del romanticismo es que parecía que su vida privada tenía que ser trágica y profundamente problemática, al menos los rumores que nos sobreviven de Tchaikovsky suelen ser muy curiosos.

Ahora hablemos de las suites, la suite es una forma musical cuyos inicios datan mas allá del renacimiento; no es una obra dividida tal cual como por ejemplo un concierto o una sonata que es una sola obra dividida en una serie de movimientos, mas bien una suite está conformada por varias danzas y esto nos lleva a deducir que están hechas para bailar. Una de sus características principales es que su estructura dinámica siempre es “una rápida, una lenta” para establecer una dirección formal a la danza que se esté interpretando junto con la suite, por lo general la primera danza (o primer movimiento de la suite) es rápida y la que sigue es lenta, la tercer danza (o tercer movimiento) es rápida pero no tan rápida como el primer movimiento y así sucesivamente; en algunos periodos como en el barroco o en el rococó se tenían nombres característicos para cada movimiento (como en las suites para cello de Johann Sebastian Bach que también ya están en el blog).

Pues bien, El Cascanueces es un Ballet basado en la adaptación del cuento “El Cascanueces y el Rey Ratón” de E. T. A. Hoffman, esta interpretación está hecha por Alexandre Dumas, sobra decir que la versión original de Hoffman está mas pacheca que la de Dumas incluso la tal Marie se casa con el Cascanueces y le entra a los madrazos.

Por ahí de 1891 Ivan Vsevolozhsky, director de los Teatros Imperiales, comisionó a un tal Marius Petipa para escenificar el ballet con la musica de Tchaikovsky. Después de haber estrenado el ballet, el compositor ruso tomó algunas de las partes musicales y las ordenó para ser interpretadas en conciertos, así nació su Opus 71 a.

Un dato curioso es que se dice que Tchaikovsky odiaba esta obra, mucho se rumora acerca de esta situación ya que poco antes de haber aceptado musicalizar la obra su hermana había fallecido, además que no se sentía satisfecho con su ballet anterior de “La Bella Durmiente”.

Lo curioso es que basándonos en los títulos de cada danza, al parecer Tchaikovsky utilizó ritmos de varios paises como Arabia, China y Rusia entre otras, al escucharlos podemos apreciar que logró mezclar diversas características de esta música con el romanticismo occidental, por ejemplo en la Danza Árabe utiliza pequeños cambios de un tono a otro en las maderas como es característico en la música oriental, aún así en la parte de la Danza China es poco probable que tuviera acceso a la música de dicho país ya que como sabemos China siempre ha sido un país bastante hermético y hasta apenas el siglo pasado pudimos conocer un poco de su cultura, por lo que pienso que en esta parte Tchaikovsky compuso la danza pensando en China o en como sonaría la música en dicho país pero no usando las características principales de la música regional.

La danza que mas me gusta es la ultrafamosa Valse de las Flores, como su nombre lo indica está a ritmo de Valse o mejor dicho ternario, ese de 1, 2, 3, 1, 2, 3; el color que emana su música es muy brillante ya que los acordes resultados de la combinación de maderas y cuerdas son mayores con ligeros cambios apenas perceptibles de un compás a otro. Esta parte siempre me ayuda a sonreír cuando estoy triste, a “nostalgiar” cuando estoy recordando, a recuperar fuerzas cuando estoy agotado emocional o mentalmente; es muy bonito y es la mejor forma de cerrar este año tan extraño y crucial para las decisiones de vida que he tomado hasta el dia de hoy, no había notado que en estos 12 meses tomé decisiones que han cambiado el rumbo de mis dias y sobre todo me hicieron entender que es lo que mas me gusta hacer :D.

Este blog lo abrí con el único propósito de publicar música académica que iba conociendo mientras avanzaba en el taller de música, nunca me imaginé que dos años después iba querer mas y mas. Al final creo que solo soy feliz cuando sigo las instrucciones que nacen en mi corazón, cuando pienso así me doy cuenta que no hay lugar para el miedo.

Feliz año nuevo, mis queridos amigos :D

Anuncios

Permalink 1 comentario