Frédéric Chopin

31 agosto 2009 at 10:19 (piano, Romanticismo) ()

chopin12

Concierto para piano y orquesta no. 2 op. 21 en fa menor y 24 preludios op. 28

Frédéric Chopin, nacido en Zelazowa Wola, Polonia, el 1 de marzo de 1810, fallecido en París el 17 de octubre de 1849. Su casa donde pasó su infancia estaba a unos 60 kilómetros de Varsovia, su padre era Nicholas Chopin quien era francés con ancestros polacos y era maestro de francés y literatura francesa, su madre fue Tekla Justyna Kryzanowska provenía de la nobleza polaca. Poco después tuvieron que trasladarse a Varsovia porque a Nicolás le ofrecieron trabajo como profesor de francés en el Liceo de Varsovia.

Frédéric tenía tres hermanas mayores, Ludwika, Izabella y Emilia, la hermana mayor fue su primera maestra de piano, después notaron que tenía mucho talento y lo inscribieron con el maestro Wojciech Zywny.

Poco después escribió su primer trabajo, una polonesa en sol mayor. Bueno su biografía es muy extensa y tengo mucha hueva, a grandes rasgos su carrera se vió eclipsada pero a la vez beneficiada por los constantes conflictos bélicos en la Europa del siglo XIX y su salud siempre fue frágil, desde que abandonó Polonia jamás volvió a pisar suelo polaco y vivió casi todo el tiempo en París, curiosamente se dice que fue el mismo pueblo polaco quien juntó el dinero necesario para sacarlo del país antes que estallaran los conflictos.

La obra de Chopin es el Romanticismo en su máximo esplendor, aunque solo escribió obras para piano tiene dos conciertos para piano y orquesta, su obra también antecede al nacionalismo que poco tiempo después fue el fervor de la música. Como datos curiosos, no le gustaba tocar para grandes audiencias y prefería tocar para gente que estudiara música o para grandes pianistas, algo curioso ya que a las grandes masas era mas fácil “engañar” que tocar para puros tijeritas. También se dice que su música, en específico sus polonesas, llenaron de valor a los polacos un siglo después en los levantamientos armados contra la invasión nazi.

El concierto para piano no. 2 en realidad es el primero que escribió pero el segundo en publicarse, por eso se le quedó la numeración dos. Consiste de tres movimientos: Maestoso, Larghetto y Allegro Vivace, este concierto es el mas “famoso” de sus dos conciertos para piano porque pareciera que se inclina mas a seguir sus instintos desde el primer movimiento y no caer en la “trampa” de estructurar los otros dos a medida del primero; sin embargo me dijeron que Chopin no era muy bueno para orquestar y por eso se dedicó a obras para piano únicamente, incluso hay rumores que sus amigos le ayudaban a terminar sus orquestaciones.

Los preludios son piezas musicales breves, que por lo general sirven de introducción a movimientos mas complejos y mas largos, su origen se dió cuando al nombre “preludio” se le adjudicaba a las pequeñas improvisaciones que hacían los músicos para comprobar que sus instrumentos estuvieran afinados, después se escribieron varios también de carácter improvisacional como introducción a grandes obras, después Johann Sebastián Bach escribió el monumental “clave bien temperado” y las formas de preludio y fuga alcanzan su máxima cumbre.

Los preludios para piano de Chopin se encuentran catalogados en el Op. 28 y el Op. 45, y otro de ellos es póstumo. Este disco trae los del Op. 28, son piezas breves de entre treinta segundos hasta cinco minutos de duración, y cada uno está escrito en una tonalidad distinta.

Los compuso entre 1835 y 1839, el último año lo pasó en Mallorca en una isla supuestamente para evitar el invierno parisino, sin embargo el frío les llegó pesado y para acabarla de chingar el piano de Chopin llegó muy tarde y tuvo que usar uno todo madreado parecido al mio jajajaja. Se publicaron en 1839 y empezó un debate bien ñoño acerca de la controversial estructura de los preludios, se les consideraban muy cortos y hubo quienes los llamaron solo “bosquejos” de un trabajo a medias; ahora sabemos que estos preludios eran trabajos completos por si solos y que cada uno opera como un envase emocional de la situación de Chopin y por esta característica no se les puede considerar Preludios como tales, sino que marcaron un cambio significativo en esta forma musical ya que dejaron de ser trabajos introductorios a obras y los convirtió en trabajos terminados por sí mismos. Y bastante difíciles.

1 comentario

  1. Alejandrina said,

    A poco no te habia comentado ya en este? Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: