Ludwig Van Beethoven

30 agosto 2009 at 10:00 (clasico, Romanticismo) ()

beethoven

Oberturas de Beethoven (rapidshare)

Beethoven solo compuso una ópera, Fidelio, la que hace algunos ayeres puse por acá, pues bueno la obertura de esa ópera tuvo cuatro versiones, tres Leonoras y un Fidelio jeje,  ya que con el paso del tiempo y las exigencias del público Beethoven tuvo que modificarla y de manera curiosa algunas versiones solo se tocaban en ciertas regiones de Europa, algo parecido a lo que Mozart hacía con muchas de sus composiciones al hacerlas “a la medida” tanto de los músicos como del público cuando las circunstancias así lo pedían.

Sus otras oberturas son Prometeo op. 43, Coriolanus op. 62, la gloriosa Egmont op. 84, Las ruinas de Atenas op. 113 y Onomastica op. 115, cada una cargada de dramatismo, energía Beethovenesca, gloriosos estruendos, belleza, poesía auditiva, heroismo.

Prometeo. Es la obertura del Ballet del mismo nombre, se interpretó por primera vez en 1801 en en el teatro imperial de Hof, Vienna; está hecha de creo tres movimientos unidos, creo que son un Adagio y dos Allegros.

Las ruinas de Athenas. Esta obertura fue escrita en 1811 para la inauguración del teatro de Pesth en Alemania, tiene como fuente literaria el trabajo de Kotzebue llamado “el vuelo de Bela” que creo es como un relato de la vida de un rey de Hungría. La tocaron el 9 febrero de 1812 y para celebrar la tendencia de ese tiempo, Beethoven hizo algunas modificaciones características de la música Grecorromana.

Corolianus. Escrita en 1807 y estructurada para convertirla en la introducción de “La tragedia de Collin” de 1802, tuvo un “éxito taquillero” espectacular, tiene una temática de heroismo y circula en la historia de una consciencia partida en pedazos.

Egmont. Fue (por cierto ¿”fué” lleva acento?”) escrita en 1810 y forma parte de la puesta en escena de la tragedia de Goethe que lleva el mismo nombre. Esta es una de mis composiciones favoritas de Beethoven y es considerada una de sus obras mas chingonas y ricas en imágenes de esas que empiezan con sonidos y nos proponen escenas; la parte de la introducción tiene la forma de un baile español lento y simboliza a los invasores españoles, después evoluciona para representar al pueblo conquistado.

La obra de Goethe está cargada de los ideales que movían a Beethoven, relata la pelea del guerrero belga Conde Egmont (1522 – 1568) contra el invasor español Duque de Alba. A pesar de estar bajo amenaza de arresto si no cumplía las órdenes, Egmont decide no escapar y mantener sus ideales de libertad, sus maricas compatriotas huyen y Egmont se convierte en prisionero y es condenado a muerte a pesar de los esfuerzos de su “amiguilla” Klärchen, quien se ve cara a cara con su fracaso y decepción y se suicida. La obra termina con Egmont llamando a la lucha por la independencia por última vez antes de morir, y su muerte como mártir se vuelve una victoria contra la opresión.

Onomastica. Es la única obertura de Beethoven que no fue escrita para el teatro, de hecho no fue escrita para ninguna ocasión en específico, Beethoven le puso título y dijo “es adaptable para cualquier circunstancia y apropiada para tocarse en conciertos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: