Ludwig Van Beethoven

20 junio 2009 at 0:43 (Romanticismo) ()

Hoy por fín entendí la 5ta. sinfonía de Beethoven, ya se de que se trata.

Cuando yo tenía como 9 años se inundó mi casa, cada que llega el temporal de lluvias todos los de mi cuadra nos ponemos a temblar porque el agua de lluvia que baja de otras colonias se acumula en mi colonia y causa muchos estragos, pero cuando yo tenía alrededor de 9 años el agua fue demasiada y rompió el vidrio (que ahora lo sustituye una pared de concreto) y se metió a mi casa destruyendo muchas cosas de gran valor, entre las que se encontraban mis fotos de la infancia y el primer libro que leí.

Después del desmadre vino lo peor, el lodo atascó la entrada y nadie podia salir y nadie podia entrar, la puerta estaba atorada por el lodo acumulado y piedras que aterrizaron mientras venían de paso. Haciamos un esfuerzo por quitar el lodo y las piedras, mis vecinos de aquel entonces se sumaron a la ayuda así como unos bomberos y a pesar de eso la tarea parecía demasiado grande y no se podía abrir la puerta, mientras todo eso pasaba yo observé mi casa destrozada cubierta de lodo e impregnada de un olor asqueroso.

En ese entonces vivía una pareja de viejitos exactamente frente a mi casa, el esposo era un señor muy amigable y sieeeeempre sonreía, tenía un trailer afuera de su casa, manejaba un firebird, usaba camisas a cuadros y tenía unos lentes rockeros. Su esposa siempre fue un misterio, era raro verla en la calle porque tenía una enfermedad de la que me enteré hasta que falleció, era una persona muy amigable pero para mí era difícil entenderla porque no platicaba mucho y cuando hablaba era de música. Lo que siempre recuerdo de ella era que en las tardes tocaba piano y en ese momento mi cuadra se convertía en una cámara en la que ella daba un recital para los que no entendiamos ni madres que ocurría.

Ese dia, mientras el mundo exterior intentaba rescatarnos, ella veía todo desde su ventana, yo la vi a través de mi ventana y levanté mi mano para saludarla, ella se alejó de la ventana y enseguida se escuchó a todo volumen los “sol sol sol mi bemooooooooooooooooooooooooool fa fa fa reeeeeeeeeeeeee” de la quinta sinfonía de Beethoven. Para mí fue lo mas extraño y grosero que alguien había hecho en lugar de responder mi saludo, pero lo mas raro fue que la puso completa y hasta que nos rescataran de la cueva que antes llamábamos casa.

Nunca volví a platicar con esa señora, creo que la volví a ver pocas veces hasta su funeral. Siempre le tuve mucho respeto, pero hoy entendí por que hizo eso de poner la 5ta sinfonía en ese momento que parecía inadecuado, Beethoven dijo que las primeras notas del primer movimiento simbolizan al destino llamando a la puerta, que por mas que intentas escapar de sus garras sieeeeempre te alcanza y no puedes hacer nada, hasta que tu decides luchar y tomar al destino por el cuello y decirle “CHINGA TU MADREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE MI VIDA ES MIAAAAAAAA Y DE NADIE MAAAAAAAAAAAAAAAAS”-

En los últimos minutos del penúltimo movimiento, el sonido se percibe como si estuviera detrás de una pared, como si el sonido estuviera encarcelado y busca un pequeño orificio por donde escapar. El cuarto movimiento está unido al final del tercer movimiento y justo cuando empieza el sonido escapa de manera explosiva y fulminante, se aprecia el triunfo, la victoría sobre lo imposible, se nota que Beethoven quiso decir “GANAMOOOOOOOOOOS GANAMOOOOOOS LO LOGRAMOOOOOOOOOOOOOOS”.

Hoy me di cuenta que mi vecina quiso mandarnos un mensaje a través de la música, la mejor (y quizás única) manera en que sabía comunicarse, con la 5ta. sinfonía nos dijo “no se preocupen amigos, vamos a triunfar y sacarlos de ahí”. Por eso eligió la 5ta. sinfonía, por ese pequeño detalle del sonido aprisionado, por el triunfo del escape y la gloria de la victoria. Gracias señora Helena, yo siempre me acuerdo de usted.

Y por si la quieres escuchar, la 5ta sinfonía de Beethoven la encuentras por acá.

Saludos y feliz fin de semana.

Permalink 6 comentarios