Tzimon Barto

25 marzo 2009 at 4:45 (Romanticismo) (, )

Chopin: Preludes & Nocturnes

(Por error puse un enlace al disco de Volplane destinado a musiteka.net, pero ya lo corregí jeje)

Tzimon Barto es un cabrón bien raro. Hasta hace unas semanas supe de su vida y hasta en escándalos de drogas está involucrado, de repente brilla por su ausencia y reaparece dando conciertos de piano, luego da entrevistas donde supuestamente afirma que la música está en 5to lugar y la literatura en 4to, etc etc etc.

Su vida me vale madre porque en este disco interpreta a Chopin, nocturnos y preludios, creo que en algunos exageró la parte emocional pero me gusta me gusta.

Permalink 7 comentarios

Esmerine

25 marzo 2009 at 4:41 (minimalismo, post-rock) ()

if only a sweet surrender to the nights to come be true

Este es el disco debut de Esmerine, lanzado el 2 de junio del 2003. La diferencia principal con el otro disco que ya publiqué aquí (Aurora) es que este disco carece de guitarras y carga toda la atención en el poderoso chelo y las percusiones, incluso se escucha una marimba por ahí haciéndola de campana agregando una atmósfera mas de música de cámara.

Permalink 2 comentarios

Kronos Quartet

21 marzo 2009 at 20:47 (chelo) ()

Winter was hard y otros trabajos

Hace un mes la OFJ presentó el Adagio para cuerdas de Samuel Barber, ya la había escuchado antes como parte del soundtrack de la película “Pelotón” y viví engañado pensando que alguien habia hecho esa composición para la película. Cuando la tocaron me dieron muchas ganas de chillar de lo bella que es esa chulada de música de Samuel Barber.

Según cuenta la historia que Samuel Barber había mandado a Toscanini la transcripción para orquesta de cuerdas del Adagio del segundo movimiento de su cuarteto No.1 Op. 11, esperando recibir la partitura con correciones y comentarios, cuando por fín recibió de regreso la partitura no encontró ninguna anotación ni nada, Arturo Toscanini prácticamente recibió la partitura en Nueva York, la leyó, imaginó la música y después se cagó de la emoción, encontró la sencillez de la música renacentista y la profundidad de la música barroca.

Estuve buscando como loco la obra completa y en el transcurso de la búsqueda me encontré con este disco del mismísimo Kronos Quartet interpretando trabajos de Arvo Pärt, John Zorn, Terry Riley, Astor Piazzolla, Aulis Sallinen, Anton Webern, John Lurie, Alfred Schnittke y el hermoso Adagio para cuerdas de Samuel Barber.

Permalink 1 comentario

Arthur Rubinstein y la orquesta sinfónica de Boston

19 marzo 2009 at 21:17 (clasico, Romanticismo) (, )

Ludwig Van Beethoven. Conciertos para piano y orquesta 4 y 5

Hace algunas semanas asistí a un concierto de Christian Leotta donde interpretó estos conciertos junto con la orquesta filarmónica de Jalisco y casi se me caen los pantalones en el teatro, nunca los había escuchado antes y en la plática anterior al concierto nos explicaron muchos detalles acerca de la obra de Beethoven y de su vida, y nos contaron algunos detalles curiosos de estos dos conciertos.

El concierto para piano y orquesta no. 4 de Beethoven es una obra que produce sentimientos encontrados, como todos los trabajos que he escuchado de Beethoven me produce sensaciones de poder y belleza y se refleja mucho su carácter fuerte y luchador, históricamente el concierto 4 es el que marca el retiro de Beethoven como pianista debido a su sordera hija de la chingada que nos privó a la humanidad de su talento como músico, sin embargo esta misma sordera culera es la que hizo renacer a Beethoven y lo consolidó no solo como EL GRAN músico que cambió el curso de la música e inicio la etapa romántica en la música, sino que también al menos a mí me dió un gran ejemplo de NO RENDIRME JAMÁS aunque las circunstancias sean las mas adversas que me pueda imaginar.

Antes del número 4 ningún otro concierto iniciaba con un solo del instrumento concertador, el primer movimiento tiene esa característica además de tener una sección rítmica similar a la de su 5ta. sinfonía, el segundo movimiento (andante moderato) ha sido comparado con el relato de la mitología Griega de Orfeo y Eurídice, imaginariamente Orfeo dominando las adversidades del Hades con su música y el 3er movimiento es una explosión de virtuosismo en forma de Rondó.

El concierto no. 5 fué descrito como “Emperador” por Johann Baptist Cramer uno de los amigos de Beethoven para tratar de comunicar lo que sintió cuando lo escuchó por primera vez. El primer movimiento es toda una belleza de progresión entre orquesta seguidos por el piuano con arpegios de cada acorde, el segundo movimiento (adagio un poco mosso) no es de esos movimientos que sobresalen por el virtuosismo pero la calma que añade al concierto nos habla de la personalidad de Beethoven, el último movimiento es puro orgasmo sonoro.

Permalink Dejar un comentario

Alexandre Desplat

17 marzo 2009 at 4:15 (Soundtracks) ()



Lust, caution Soundtrack

Alexandre Desplat es un compositor francés que ha sido el encargado de musicalizar algunas películas y se está haciendo de un nombre de gran peso en la industria, fue nominado al Óscar por su trabajo en “El extraño caso de Benjamin Button” o es “curioso”, bueno la película esa donde Brad Pitt nace viejito, no la he visto pero me imagino en que termina XD.

Yo conocí su trabajo a través de este soundtrack, no he visto la película pero el soundtrack se me hizo muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuy bueno. Me parece que en lugar de obligar a sentir una emoción, Alexandre Desplat logró en este soundtrack hacer solo la invitación de recorrer los pasajes de la película a través de la música sin necesidad de verla, “The lifting Waltz” y “Falling Rain” son dos pedazos de cielo convertidos en sonido, no se como describirlas pero a mis oidos son dos piezas impactantes.

El soundtrack incluye una pieza de Brahms, el Intermezzo en La mayor op. 118 No. 2 interpretada por Alain Planes, también contribuyeron Vincent Segal de Bumcello y también aparece Traffic Quintet, así como Ang Lee.

Permalink 1 comentario

Ludwig Van Beethoven

15 marzo 2009 at 21:55 (Romanticismo) ()


Sonatas para piano 8 (patética), 14 (claro de luna) y 23 (appassionata)

Yo tengo la idea de que Beethoven es el papá del rock, obviamente nunca se le vió con una guitarra eléctrica en el escenario ni destrozó una habitación de hotel llena de prostitutas y cocaina, pero en estas tres sonatas para piano dejó plasmada la dinámica que muchos años después sería una de las características principales del rock.

Cada sonata está compuesta de tres movimientos, básicamente allegro y adagio, pero de manera extrema, la manera en que juega con la velocidad y textura de cada sonata es impresionante, la calma y la tempestad unidas en el virtuosismo del compositor que luchó contra viento y marea hasta ganar la batalla. En esta etapa de Beethoven ya se nota el cambio de Clasicismo al Romanticismo en algunos movimientos.

Permalink 7 comentarios

Wolfgang Amadeus Mozart

14 marzo 2009 at 4:36 (clasico) ()

Misa de Requiem

La obra póstuma e inconclusa del prodigio Wolfgang Amadeus Mozart.

Apenas me estoy enterando de todas las leyendas y mitos que se crearon alrededor de la figura de Mozart, que si podía copiar obras al pentagrama con escucharlas una sola vez, que tenía talento innato (o es inato) para tocar instrumentos, que sorprendía a todos los que tenían la fortuna de escucharlo tocar, que su padre lo traía de gira artística por casi toda Europa, que es el Papá de la música “independiente” en el sentido económico (o sea que mandó a la chingada a los patrocinadores o mecenas), que murió a los 35 años y este último punto nos lleva a la Misa de Réquiem.

Cuenta la leyenda, que Wolfgang se encontraba agusto en su casa chingándose un cafesito o algo a altas horas de la noche (una noche de tormenta y relámpagos para mas drama) cuando de pronto alguien llama a la puerta, sale WAM (me da hueva todo el nombre) en pijamas y con unas ojeras como de 4 dias de fiesta y ve a una figura esbelta, anciana, vestida de gris y de largas barbas y manos huesudas, y le dice “te encargo que escribas una misa para muerto, cuando la termines te daré el resto del dinero” y se desapareció en la penumbra de la noche.

A estas alturas WAM había conocido diversas creencias y supersticiones y filosofías, pero esta experiencia DE VERDAD le sacó el pedo de su vida. Todo apuntaba que el misterioso visitante era LA MUERTE y la misa que WAM tenía que escribir era la misa de SU PROPIA MUERTE.

Al menos eso es lo que WAM creyó, y se nota a lo largo de los movimientos del Réquiem, la intensidad de las partes corales estremece hasta los que presumen de nunca haberse asustado con El Exorcista o El Resplandor. WAM fallece mientras escribió el movimiento “Lacrimosa”, no sin antes encargarle a uno de sus alumnos que terminara de escribir la misa (le dejó todas las indicaciones, por lo que en realidad solo transcribió las instrucciones dejadas por WAM).

Esta anécdota no solo describe los últimos dias de la vida del genio musical WAM, sino que es la prueba del primer caso de piratería. El misterioso visitante era el criado de un guey que se llamaba Von Walsegg o algo así, quien tenía la costumbrita de encargar obras musicales y después de que se las entregaban copiaba las partituras y las firmaba con su nombre, diciendo que era el compositor.

Pues al final, Wolfgang Amadeus Mozart escribió la misa de su propia muerte. Que loco no?

Permalink 4 comentarios

Hénryk Górecki

14 marzo 2009 at 3:49 (minimalismo) ()


Sinfonía No. 1 “1959”

Gorecki se ha convertido en una figura para seguir de cerca, al menos para mí. Su trabajo empezó como algo exclusivo de los gueyes obsesionados con la música académica de la mitad de 1950, hasta que llegó su Sinfonía 3 que logró acercarse a nosotros los que no sabemos nada de nada.

La sinfonía 1 no es como la 3, lo que escucho en la 1 es una idea musical mas palpable, mas temperamental, con una intensidad mas instintiva que emocional, si aún estamos comparando ambas sinfonías. Creo que la conforman instrumentos de cuerda, percusiones, piano y clavecín.

Todas las semillas de belleza auditiva que hacen de su música algo HERMOSO se encuentran en esta sinfonía no. 1 “1959”, yo conocí primero la sinfonía 3 y después la sinfonía 1 pero me habían recomendado hacerlo al revés para poder ubicar que elementos de esta sinfonía evolucionaron y fueron incluidos en la 3.

Permalink Dejar un comentario